FANDOM


Para otros usos de este término, véase Doctrina egoísta (desambiguación).

La doctrina egoísta (身勝手の極意 Migatte no Goku 'i'Jap) es el cuadragésimo primero capítulo del manga de Dragon Ball Super de Toyotarō. Fue distribuido el 20 de octubre de 2018.

Portada Editar

En el centro de la portada de este capítulo se aprecia a Son Goku con la Doctrina egoísta "Señal" y Jiren en su máximo poder enfrentados el uno al otro, mientras Krilin, Whis, Marcarita, Vermoud, Tupper, Kettle, Kunsi y Cocotte observan el combate desde las gradas del Lugar de Supervivencia en el panel superior e inferior, respectivamente.

Argumento Editar


Spoiler ¡Cuidado!, spoilers debajo.

El resultado de la batalla entre los dos peleadores más fuertes del Universo 7 y el Universo 11 ha vuelto a dar otro revés dramátic., Son Goku una vez más despierta el poder de la Doctrina egoísta "Señal" y esto finalmente compele a Jiren a ponerse serio frente a su adversario. La pelea continúa, Goku se lanza sobre Jiren, rápidamente trenzándose en un fiero intercambio de golpes mientras ninguno de los dos se niega ceder terreno. Los espectadores de ambos equipos no pueden creer cómo Goku todavía puede permanecer de pie y esto según Whis es porque Goku de a poco ha comenzado a controlar la Doctrina egoísta. Jiren le lanza un Kiai a Goku con el que destruye gran parte de la plataforma, pero el Saiyan lo esquiva sin problemas y se coloca detrás de él. El soldado del orgullo nota lo calmado que está Goku y éste le explica que se libró de aquellas emociones innecesarias y que su corazón ahora está tranquilo. Indiferente a estas palabras, Jiren empieza a enojarse y despliega todo su poder, dirigiéndose a toda velocidad contra Goku. En ese instante, Goku cierra los ojos por un momento, los abre de nuevo y su apariencia ha cambiado, su cabello se vuelve plateado y un fuerte sonido se hace escuchar en toda la zona. Todos los presentes en las gradas del torneo se muestran absortos mientras la embestida del mejor guerrero del Universo 11 es frenada en seco por un fuerte puñetazo en el estomago, Jiren cae de rodillas ante Goku y éste último ha logrado dominar a la perfección la Doctrina egoísta.

Por primera vez, Jiren ha caído al suelo, aunque, rápidamente se reincorpora, impulsándose sobre una roca y vuelve para atacarle de todas las formas posibles, Goku detiene todos sus intentos sin esfuerzo. El Saiyan del Universo 7 ahora pasa a tener la ventaja y derriba a Jiren por segunda vez. Cuando todos piensan que Jiren ha sido derrotado, un resplandor muy poderoso de ki aparece en el área y desde una nube de polvo, Jiren lanza una onda de ki que Goku y Vegeta esquivan, pero que por muy poco impacta sobre el príncipe de los Saiyans y dicha técnica termina por destruir a la mitad las gradas alrededor del Equipo Universo 7. Goku aparece detrás de Jiren y desde arriba le lanza un Kamehameha, causando una gran abertura en la plataforma. Con este ataque, todo daba a indicar que Jiren ha caído, pero no ha sido eliminado ya que se ha sujetado al borde y regresa para abalanzarse sobre Goku. No obstante, por más que el guerrero fracasa en su pretensión y Goku lo envía a retroceder de vuelta con otro puñetazo, Jiren no se rinde y continúa atacando, sin disminuir la intensidad. A pesar del entusiasmo proveniente de los integrantes del Universo 7, las cosas no están tan fáciles y por más que la supremacía de Goku en la pelea fue un hecho, la victoria aún no lo era, su cuerpo no estaba preparado para utilizar la Doctrina egoísta y gradualmente empieza perder su transformación.

La batalla continúa a toda velocidad mientras se convierte en una cuestión de si Jiren se quedará sin fuerzas primero o si la Doctrina egoísta de Goku desaparecerá en su lugar. De repente, los dos reaparecen, y Goku recibe un golpe de Jiren que lo envía volando hacia afuera de la plataforma, no obstante, Vegeta, quien estaba cerca, logra atraparlo antes de que se caiga. Jiren se compromete a no perder ya que está decidido a ganar para convertirse en la fuerza perfecta de la justicia tal como su maestro lo habría querido. Jiren le dice al dúo de Saiyans que usará el deseo de las Superesferas del Dragón para resucitar a su maestro, Gitchen, el cual había sido asesinado por un demonio.

Vegeta se burla del deseo de Jiren, haciendo que éste último pierda los nervios y vuelva a lanzarse contra ellos. Siendo consciente de lo que había hecho, Vegeta le ordena a Goku que se levante y luche junto a él, ya que quedan menos de tres minutos y ahora Jiren esta notablemente más débil que antes. En esta ocasión, Vegeta y Goku se enfrentan a Jiren en perfecta sincronía, concentrar sus últimas fuerzas resulta en tal éxito que Jiren no es capaz de imponerse e incluso termina siendo tumbado luego de ser golpeado en la cara por ambos Saiyans.

Mientras el Equipo Universo 11 observa esto, Vermoud explica que el motivo por el cual Gitchen nunca aprobó a Jiren fue por su carencia de interés en el trabajo en equipo y les da la sorpresa a todos cuando dice que inevitablemente va a ser derrotado a causa de eso mismo, además de admitir que se lo ocultó al resto de las Tropas del Orgullo.

En la arena donde se desarrolla la batalla, Jiren se encuentra en graves aprietos mientras Son Goku y Vegeta exclaman con confianza que van a ganar esta batalla y salvar a su universo en los minutos finales antes del clímax del torneo


Spoiler Los spoilers terminan aquí.

Hechos importantes Editar

Personajes Editar

Batallas Editar

Lugares Editar

Técnicas Editar

Transformaciones Editar